Estudio 22

 

espacio  taller  cursos  contacto

 


Antonio Gálvez. Reflexiones


Antonio Gálvez.
Introducción


Buscando la libertad en la época franquista, para que la obra pudiera ver la luz y con una post-guerra monstruosa, tuve que emigrar en los años 1962-1963 a París, sin una recomendación, sin conocer a nadie y tampoco sabía unas palabras de francés.

Durante mi vivencia de 30 años en París, he podido construir toda mi obra: viví el ¡¡Buum!! Con artistas e intelectuales, me relacione con los últimos surrealistas de la época, viví intensamente el Mayo 68, y realicé el año del niño como responsable en la UNESCO, etc., etc. Cuando se hace algo sentido y correcto, no preocupan las consecuencias.



Antonio Gálvez. Reflexiones


Todas las artes comprendidas las más abstractas, tienen como finalidad última y general la expresión, la recreación del hombre y sus conflictos, cada uno de ellos posee los medios y los instrumentos particulares de encantamiento.

En el arte no existen reglas. Para mí, mis obras han sido siempre la traducción de mis vivencias. Realizándolas he querido ir tan lejos como he podido y también he intentado llevar a la luz los mortíferos valores del esqueleto social, son huellas abiertas y sangrantes, con unas lágrimas de tinta solidificada antes de llegar a su destino. Si una persona se dedica plenamente a su obra debe ser honrado y honesto para poder llegar al máximo de sus posibilidades. La única perseverancia es su obra hasta el final.

Sigo pensando, después de los tiempos que el máximo poder de una obra está en la imaginación, a veces parte de una realidad aparentemente olvidada.

La decadencia del sistema artístico que vivimos, te obliga a ser maestro de ti mismo, esta denuncia existencial y la mediocridad reinante me conducen a preguntarme …

Si una sociedad está enferma, que producto artístico nos puede dejar...?

Qué se reconocerá como arte en el futuro…?; porque no hay que olvidar los que yo llamaría los Funcionarios Artistas de esta sociedad.

De todas formas, no creo que el NADA se aguante, el tiempo hace pasar por un cedazo y separa lo que debe eliminarse o quedar.

Mi trabajo en un cuadro empieza con una página en blanco que se va llenando con mis ideas. No tengo teoría alguna sobre mi obra porque considero absurdo hacerlas.

Nunca me ha importado la técnica que utilizo en un cuadro, porque la imagen la tengo realizada en mi mente. Si mentalmente pudiese trasladar esta imagen a los demás, la recibirían con toda su fuerza, pero como tengo que pasar por la materia … queda la aproximación más exacta de todo cuanto deseo expresar y si esta misión no se cumple se tira a la basura y no pasa nada.

Creo que para hacer un cuadro, primero es necesario que se tengan cosas por decir y las ideas muy claras. Pienso, también, que el que no tenga alas no debe planear sobre los abismos y más vale que se dedique a la decoración, a la moda o a trabajar de panadero, que también son necesarios en este mundo.

En mis realizaciones utilizo la fotografía, la pintura y el collage. Busco las proporciones y las desproporciones que me interesan e intento reproducir mi mundo, que se condensa a través de la imaginación. Mi grito está transcrito en imágenes, que son mi protesta ante los vicios, los abusos y las injusticias, las miserias y las mentiras que hieren a los indefensos. El análisis de hechos, de comportamientos y de conductas es inevitable y constante, y la inteligencia – calidad que admiro en el ser humano – necesita ciertos matices. Estamos hartos de tantos mitos, afortunadamente grandes figuras del arte han sido ejemplo de todo lo contrario.

Mi obra no está condicionada por el movimiento surrealista, si por el mundo que me han hecho vivir y la imaginación ha hecho lo posible para desarrollarla. Tal vez coincida en algún caso con el surrealismo en la forma, pero no en el contenido.

Las siete confesiones de que consta mi obra son sobre temas concretos y ellos me han obligado a ejecutar un trabajo muy delicado, que exige mucha imaginación y a poder ser la máxima precisión.


Esa Falsa Luz del Día (La Locura de este Mundo)


Me es imposible transcribir con palabras un tema tan complejo que me llevó 19 años para realizar 77 obras. Uno de los puntos inadmisibles, por ejemplo, es que se suiciden niños de 9-10-12 años. Creo que la sociedad tendría que hacer miles de preguntas y dar alguna explicación.


Estudio 22. Espacio Expositivo. Textos. Antonio Gálvez. Reflexiones 1
© Antonio Gálvez / © Estudio 22. Antonio Gávez. Esa Falsa Luz del Día (La Locura de este Mundo). Estudio 22. Logroño, 2006.



Los Diez Mandamientos


No los hice para repetir las 10 medallas de Dalí, ¡¡NO!!, lo hice por mi preocupación al confrontar los mandamientos con la realidad de este mundo. De este abismo surgió mi rebelión. Afortunadamente pude lograrlo en cinco cuadros (dos mandamientos por cuadro).



El Erotismo


Lo inicié en el año 1987, en esta obra incluí el color (prudentes rojos y amarillos sobre fondos gris-azul y negro), son pinceladas que coloco en los lugares que creo son convenientes. En este tema empleé un humor más libre más “Quevedo”, no por ello menos incisivo.



El Maravilloso Monstruario De Paris


Es un tema que tenía aparcado y que estoy trabajando actualmente. Pienso que donde hay un horizonte monstruoso, se encuentra lo irracional que es la fuente de una cierta belleza. Solamente puedo comparar esta obra con personajes de la vida cotidiana de Paris, que corresponden en las zonas claras u oscuras de la fantasmagoría de un artista.



Huellas de una Mirada sobre Luís Buñuel

115 Obras.


Estudio 22. Espacio Expositivo. Textos. Antonio Gálvez. Reflexiones 2
© Antonio Gálvez / © Estudio 22. Antonio Gávez. Huellas de una Mirada. Estudio 22. Logroño, 2010.


La Descomposición de los Mitos


10 cofres 50x60 cm. de 10 imágenes cada uno y 5 textos manuscritos de los autores: Juan Goytisolo, Julio Cortázar, Severo Sarduy, Julián Ríos, Robert Saladrigas. (10 temas, todo hecho a mano).



Mes Amis “Les Grosses Têtes“ 


64 Retratos de mis amigos:


Octavio Paz, Jean Monod, García Márquez, Pablo Neruda, Miguel Angel Asturias, Günter Grass, Jorge Semprum, Juan Goytisolo,
Alejo Carpentier, María Zambrano, Julio Cortazar, Mº Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Margarite Duras, Max Aub, Amaïs Nin,
Luis Permanyer, José Angel Valente, Joan Miró, Anton Cotin, Francis Bacon, Alexander Calder, etc., etc.

Desde luego yo no he tenido reproches en la realización de mi obra porque las realizo solo.

No tuvo esa suerte el arte de mi amigo Buñuel, porque su arte aunque dependa de él, está rodeado de un equipo que te puede demostrar su hostilidad, (como una vez me contó que le ocurrió). Hay que ser muy fuerte y muy baturro y olvidar tu entorno.

Antonio Gálvez


* Este texto ha sido escrito de forma manuscrita por Antonio Gálvez expresamente para ser publicado en esta página.
* ESTUDIO 22 ha prestado especial atención para que la trascripción mecanográfica sea fiel al original.

© Antonio Gálvez. Barcelona, Agosto de 2006

 

 

 

Estudio 22 en Pinterest  Estudio 22 en Google +  Estudio 22 en Twitter  Estudio 22 en Facebook


Estudio 22
| Espacio Expositivo | Trayectoria | Exposición Actual | Textos David A. Pérez | Arquitect. Industrial | Escuela de Fotografía | Cursos Presenciales | Cursos OnlineContacto

Copyright © ESTUDIO 22.Todos los derechos reservados. Aviso Legal


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando consideramos que acepta nuestrapolítica de cookies. ACEPTO